PUNO: CON CHICOTES RONDEROS DISUADEN A POBLACIÓN PARA ACATAR CUARENTENA

147

Ya lo dijeron repetidas veces las autoridades nacionales: es necesario que la población acate el estado de emergencia y el toque de queda para evitar que los casos positivos de coronavirus se disparen. En la ciudad puneña de Juliaca, un grupo de ronderos se encarga de hacer cumplir esta orden.

En horas de la mañana del domingo, los ronderos circularon por las calles colindantes con la plaza Las Mercedes, en Juliaca. Es en esta zona donde comerciantes y ambulantes, como es usual, instalaron una feria que se realizó pese a las órdenes dadas por el Gobierno el pasado 15 de marzo.

Varias familias acudieron al lugar con bolsas de mercado, con la intención de comprar productos de primera necesidad. De igual forma se puedo advertir la presencia de comerciantes, quienes optaron por llevar su mercadería para venderla en plena vía pública.

Al pasar de las horas, los policías y serenos de la Municipalidad Provincial de San Román no pudieron darse abasto para controlar los grupos de gente y los vehículos que entraban y salían por doquier.

Es así que el grupo de ronderos urbanos entró en acción. Sacaron unos chicotes e invocaron a los transeúntes volver a sus casas para acatar el aislamiento social obligatorio. Agitaban los látigos mientras pedían a las familias evitar situaciones que los pongan en riesgo de contagio del covid-19 (coronavirus).

Como se sabe, la comuna de San Román autorizó que se realicen ferias, pero con la condición que no atiendan a varias personas al mismo tiempo, para evitar así la concentración de personas. Dicha orden no se cumple y pone así en riesgo a las familias que acuden a las ferias para abastecerse.