DESDE MAÑANA JUEVES TIENDAS ESTÁN OBLIGADOS A COBRAR 0.10 CÉNTIMOS POR CADA BOLSA DE PLÁSTICO

373

El tiempo de degradación de una bolsa de plástico es de 400 años. En tecnopor es de 1,000 años y de las cañitas es de 200 años.

Al 2023 cada bolsa costara 0.50 céntimos

Desde este jueves 1 de agosto, los establecimientos comerciales cobrarán por los clientes que utilicen las bolsas de plástico. Esto debido a que entra en vigencia el Impuesto al consumo de este producto en el marco de la Ley N° 30884, denominada Ley de plásticos.

¿Qué lugares cobrarán y quiénes pagarán?

Serán las tiendas, supermercados, almacenes y comercios en general cobrarán por cada bolsa que entreguen al público. El impuesto al consumo de bolsas de plástico deberá ser pagado tanto por personas naturales como jurídicas.

La obligación tributaria del impuesto se origina en el momento de la adquisición de las bolsas de plástico.

¿Cuál es el monto a pagar por el impuesto?

La Ley de plástico indica que el impuesto al consumo de las bolsas de plástico grava la adquisición bajo cualquier título de bolsas cuya finalidad sea cargar o llevar bienes enajenados por los establecimientos comerciales o de servicios de contribuyentes del IGV que las distribuyan.

Según la disposición, las bolsas de plástico que se entreguen-que hasta el momento son gratuitas-tendrán un costo de 10 céntimos, cifra que se irá incrementando cada año. La Ley de plásticos dispone un cronograma: S/ 0.10 en el 2019; S/ 0.20 en el 2020; S/ 0.30 en el 2021; S/ 0.40 en el 2022 y S/ 0.50 en el 2023 y en los siguientes años.

El número de bolsas de plástico entregadas y el cobro total del impuesto será consignado en un comprobante de pago, este no forma parte de la base imponible del IGV.

Por otro lado, el impuesto al consumo de las bolsas de plástico será cobrado por la persona natural y/o jurídica sujeta al IGV que transfiera las bolsas en el momento de la emisión del comprobante de pago correspondiente.

El impuesto al consumo de las bolsas de plástico constituye ingreso del tesoro público y su administración le corresponde a la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat).